Buscar
  • Erditu Yoga & Maternidad

El plan de parto

Si me sigues en redes sociales, sabrás que el plan de parto, es el último tema del que estoy hablando en mis publicaciones. Debemos la creación original del plan de parto a Sheila Kitzinger, antropóloga y defensora de los derechos de la mujer, de quién surgió la idea, de que las mujeres expresamente sus deseos y preferencias con respecto a sus partos en un documento, que a día de hoy es de carácter legal y de uso normalizado. Posiblemente haya oído hablar de él a otras madres, o quizás tu matrona te ha informado de que existe la posibilidad de utilizarlo. Desafortunadamente, por norma general, no se dedica el tiempo necesario a explicar en profundidad su importancia, y sus beneficios dentro de las clases de preparación al parto del sistema de salud público. De hecho, aun no me he encontrado con ningúna mujer que haya recibido información sobre este documento más allá de una mención por parte de los proveedores de salud de su existencia.


El plan de parto es un vehículo de comunicación con los profesionales que atenderán tu parto. Mediante el cual, pueden comprender mejor tus necesidades y deseos con respecto al nacimiento de tu bebé.

Pero los beneficios del plan de parto, can mucho más allá de su labor informativa. El plan de parto nos Ofrece la oportunidad de informarnos y educarnos activamente con respecto a la fisiología del parto y de lo que la evidencia científica dice acerca del proceso y de las intervenciones.


Ante cualquier evento medianamente trascendente en nuestras vidas, nos tomamos un tiempo para informarnos, planear y organizar. Con la compra de una casa, una boda o la compra de un vehículo (por poner 3 ejemplos cotidianos). ¿No deberíamos hacer lo mismo con el nacimiento de nuestros bebés?, ¿te has parado a informarte acerca del proceso de parto, de tus opciones, protocolos de tu hospital y lo que dice la evidencia? . Todo momento es bueno para sentarnos a leer, escucharnos y planificar este momento.


¿Qué tipo de documento debo presentar?

Cualquier documento que refleje tus deseos es válido, no debe seguir un formato concreto, pero puedes descargarte el de los servicios sanitarios de tu comunidad.


Qué debo reflejar en mi plan de parto?

Todo aquello que consideres importante, si es importante para ti, lo es para tu equipo médico. Antes de elaborar tu plan de parto, conviene estar informada de los protocolos de tu hospital. A continuación te comparto algunas ideas que pueden ser importantes.


Ingreso: puedes especificar si deseas estar acompañada y por quién. Si deseas utilizar tu propia ropa o camisón del hospital, si deseas una vía o no. Y por supuesto, si tienes alguna alergia o condición de salud que prefieras especificar
Personal: ¿cómo deseas relacionarte con tu equipo médico? puede ser que prefieras que se limite al máximo la comunicación contigo y priorizar la comunicación a través de tu acompañante. O solicitar que cada persona nueva que se incorpore a la atención de tu parto se presente y te explique su función. También puedes señalar si quieres que por ejemplo, utilicen el nombre de tu bebé cuando se refieran a él o ella.
Entorno: si tienes pensado utilizar métodos de analgesia no farmacológica, sería interesante informarte de los recursos que tiene tu hospital y especificar de cuales quieres hacer uso: pelota de partos, bañera, silla de partos, aromaterapia. También puedes informar de que deseas usar material propio: reproductor de música, vaporizador de esencias, tens.
Dilatación: En algunos hospitales el parto puede desarrollarse en un único espacio, en otros la Sala de dilatación y partos es distinta, lo que implica un cambio se escenario, infórmate de cuál es el protocolo en tu hospital y haz saber tus preferencias. Igualmente puedes informar de si deseas asesoramiento para la dilatación por parte de tu matrona, o si prefieres seguir tu instinto. Los tactos vaginales, la monitorización y la posibilidad de ingerir líquidos o comida también es algo que debes incluir.
Alivio del dolor puedes informar al personal de cuáles son tus preferencias en cuanto a la gestión del dolor, natural o farmacológica, si deseas que se te ofrezca (o no, hasta que lo soliciten expresamente) anestesia epidural. Puedes especificar que vas a hacer uso de técnicas de hipnoparto (para que no se te interrumpa durante una meditación por ejemplo), o máquina de tens.
Expulsivo: elegir puros fisiológicos o dirigidos, cuidados del periné durante el expulsivo, uso de espejo para ver al bebé, corte tardío del cordón, quién deseas que coja al bebé en su salida (tú, tu acompañante o la matrona), si deseas cortar tú misma o tu acompañante el cordón, elegir la postura en la que deseas colocarte. Son algunas de las cosas que puedes querer especificar
Alumbramiento: si deseas alumbramiento fisiólogico o dirigido, si quieres ver tu placenta o si deseas llevártela a casa (consulta previamente con el hospital)
Cuidados del recién nacido: No lavar al bebé, usar o no gorrito, piel con piel directo y lactancia materna, retrasar la profilaxis ocular para favorecer el vínculo, retrasar la vitamina K (si es inyectada) hasta que el bebé esté al pecho. Realizar todas las valoraciones posibles sobre el pecho de la madre... Tienes múltiples opciones.
Estancia en el hospital: creo importante incluir este punto, ya que quizá una vez en planta también tengamos preferencias: que no den el primer baño al bebé (o sí), aún se hace en algunos hospitales. Que no dejen (o sí) pasar visitas, que llamen a la puerta al entrar o que no enciendan la luz cuando entran de noche, pueden ser muchas las cosas que desees incluir.

Estas son algunas ideas que puedan inspirarte a la hora de redactar tu plan de parto. Soy consciente de que pueden ser muchas cosas a valorar y tener en cuenta, y mucha información la que necesitas para tomar tus decisiones con seguridad y respaldada por la evidencia, recuerda que no estás sola!. Si necesitas asesoramiento para elaborar tu plan de parto, me tienes disponible en sesiones individualizadas, donde daremos forma a un plan de parto adaptado a tus necesidades y basado en la evidencia y la buena práctica.

40 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo